14/1/16

Nuevos versos parisinos


París, París. 

La ciudad que se conoce aún sin haberla visitado, donde el amor nace y se engrandece. 

La ciudad que vive de reputación y realidad a partes iguales, donde los itinerarios sobran, se sobreentienden. 

La ciudad más bella sin necesidad de maquillaje, de noche y de día, soleada y bajo un aguacero otoñal, donde, aun en días atormentados, sus propios jardines brillan con luz propia. 

La ciudad para un affaire navideño de fin de semana. 

La ciudad orgullosa, dolida, donde luto y libertad conviven en los tiempos que corren. 


La ciudad de los paseos llenos de historia, 

De la Torre Eiffel a la Tumba de Napoleón, De Los Inválidos a los Campos Elíseos a través del Puente de Alejandro III, 



Del Arco del Triunfo a la espléndida pirámide del Museo del Louvre atravesando la Plaza de la Concordia y los jardines de Las Tullerías, 






De la Plaza de la República a La Bastilla y de ahí al Barrio Latino, bordeando el Río Sena y adentrándose en las islas de San Luis y de la Ciudad, la última presidida por la legendaria Catedral de Notre Dame, 





De su Ópera al Sagrado Corazón de Montmatre, 


La ciudad preferida para callejear y perderse, 

Por los alrededores de la Iglesia de Madeleine y de la Plaza Vendome, para respirar el lujo y clase que se desprende, 


Por las inmediaciones de la Plaza del Trocadero, desde donde la Torre Eiffel luce con más fuerza, 
  







Por el cauce del Canal de San Martín, para vivir el día a día de sus locales, 

Por los alrededores del Boulevard de Clichy, para deslumbrarse con sus neones y penetrar en sus oscuros rincones, 



Por los Jardines de Luxemburgo y sus calles próximas, para apreciar su divinidad, 



La ciudad del entrecot, 

En Le Relais de L´Entrecote. Madera, cuero rojo, vino joven, lechuga, vinagreta, la mejor carne, patatas fritas y una salsa pimienta de otro mundo. Simple. Inigualable. Delicioso. 


La ciudad que nos ha hecho a todos ser conscientes de los peligros que nos rodean, 

Por las víctimas, aquí y allá, mis más sinceros deseos de paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario