31/5/13

New Orleans Express


Veintiocho horas en carretera para día y medio en Nueva Orleans. Cuatro estados en tiempo récord. Florida, Alabama, Mississippi y Louisiana. Puede parecer un viaje de urgencia pero no lo es. Lo que comenzó como la excusa perfecta para huir del famoso trajín de Miami el fin de semana del Memorial Day, se convirtió en una gran aventura a cuatro ruedas rodeado de gente excepcional y aderezada con los mejores ingredientes posibles: risas, cultura, atardeceres, gastronomía local a base de po´boys, gumbos y muffulettas, fiesta, “joyas”, celebración, música, bromas, naturaleza salvaje, paz y más risas. Como siempre, gracias a todos. NMCJRJ.


Tras hacer noche en Tallahassee y después de casi veinticuatro horas, llegamos a nuestro set, un hotel Super 8 de sorprendente arquitectura colonial francesa y patio interior en medio de un paraje desolador de casas bajas, gasolineras y viejos almacenes, aunque a escasos veinte minutos del centro de la ciudad, una pequeña urbe de aire vintage y cara sin afeitar, genuina y original, un vinilo de jazz remasterizado, un filme clásico en color con toques modernos, donde, en mi opinión, cuatro personajes se reparten dos papeles secundarios y dos protagonistas de un guión inspirado en una latente y descarada situación de segregación racial y pobreza agravada por los caprichos de la, en ocasiones, injusta, catastrófica y devastadora madre naturaleza. Heridas abiertas, irreparables, envueltas en una burbuja de inmensa cultura, notas musicales al son de jazz, flores de lis, privilegiada naturaleza y puentes de ensueño.




Dos actores de reparto: Un hombre, serio, de tez oscura y tradicional. Así se muestra el amplio y destartalado downtown de Nueva Orleans, típicamente americano, en tonos ocres, dorados, grises y marrones, con edificios de varias épocas y alturas y su magnífico y portentoso estadio color oro mate de líneas curvas, basta presencia y forma circular, el Superdome, hogar de los New Orleans Saints, carismático e histórico equipo de fútbol americano. El otro, un aventurero, adicto a la naturaleza, a la conjunción aire, agua y tierra. Amante de las inmensas zonas pantanosas de ríos y canales anexos al gran Río Mississippi o que algún día formaron parte del mismo, llamadas Bayous. Áreas frondosas, verdes, habitadas, aguas castañas, silenciosas, calmadas, plagadas de cocodrilos. Criaturas sobrenaturales, salvajes, en libertad, muy importante, a la espera de su pedazo de salchicha, para deleite del visitante. Un mediocre pero ameno y relajado tour en lancha de mano de Pearl River Eco Tours, ya casi en la frontera con Mississippi. Un ecosistema en armonía.








Dos principales: Un hombre y una mujer. Él, un alocado seductor, atractivo, clásico de día, inquieto de tarde y desatado de noche. La cara humana del Barrio Francés, un lugar único en su especie. Construcciones sublimes inundan calles y bocacalles, grandes balcones coloniales, ideales, una plaza, Jackson Square, belleza, personalidad, cierta decadencia, una calle también protagonista, Bourbon Street, bullicio, muchas luces, neones, jolgorio, alcohol, tambores, baile, desinhibición, más cocktails, coloridos collares. No es lo que parece, sólo una noche en Bourbon Street, una experiencia adictiva, extremadamente divertida. Ella, cantante, alternativa, de estilo retro, cinta en la cabeza y zapatos de punta redonda, una artista. Asidua de Frenchmen Street, una calle rebosante de talento musical, voz y creatividad artesanal, paraíso de los amantes del jazz, la música en vivo y el baile. Una calle anclada en los años 40 o 50. Dos lugares de referencia. Spotted Cat Music Club y Blue Nile. Bien diferenciados, misma esencia. Instrumentos y voz. Música.














¡Corten!

“Una película en la que cada personaje, independientemente de su forma de ser, acaba pasándoselo bien y gratamente sorprendido.” – Daniel Yuste. Objetivo 6 Continentes.  

De nuevo, en mi burbuja momentánea, miro hacia adelante y se me ilumina la cara. Ya lo he dicho. Esta es mi vida. Quiero que vivir se solape con viajar y viceversa. Denver por trabajo en unos días y otro gran road trip por Estados Unidos ya confirmado en un par de meses. Pero sin adelantar. Todo a su tiempo. Salud y amor para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario